Buenos hábitos, el secreto para mantener tu seguro de salud

buenos hábitos

Tener un seguro de salud no significa que debas descuidar tus buenos hábitos, ni dejar de cuidar tu cuerpo. Todo lo contrario. Cuidar el cuerpo y la salud es uno de los puntos que nunca y bajo ningún concepto se deben olvidar.

Un comportamiento muy extendido es abandonar las actividades físicas que hasta ese momento se realizaban, lo que, obviamente, repercute negativamente en el buen estado físico y mental del asegurado. El deporte es uno de los principales motores y estimulantes de nuestro cuerpo. El deporte da vida y nos llena de vida.

Buenos hábitos y tu seguro de salud

Debes tener en cuenta que un seguro de salud te ofrece cobertura económica, independientemente de que sea mejor o peor. Pero nunca, tener una póliza será sinónimo de solución o mejora de una enfermedad.

Es decir, no puedes descuidar tu salud, ni tus buenos hábitos porque tengas un seguro privado que te garantice asistencia médica y/o económica. Digamos que el seguro es una forma de blindarte en caso de que surja algún imprevisto. Pero no es necesario ponerse al límite.

Además, ten en cuenta que si dejas de lado tus buenos hábitos, tu salud se resentirá y como consecuencia de ello, tu póliza también se deteriorará. Por si no lo sabías, las primas de tu póliza van en función de tu salud. Si ésta empieza a desmejorar, tu seguro de salud se encarece. Usando una especie de analogía es como cuando tienes un seguro de coche y continuamente se están dando partes de accidentes. El precio de la póliza asciende irremediablemente.

buenos hábitos

En el caso más extremo, es decir, cuando se sufren enfermedades graves o en situaciones de alto riesgo de contagio, las aseguradoras pueden negarse a ofrecerte una póliza o si la tienes te la pueden cancelar o negarte la renovación.

¿Seguro privado de salud?

El principal motivo para hacerte con un seguro privado es la situación de la sanidad pública. En base a ésta las aseguradas ofrecen servicios muy competentes:
– Asistencia médica y hospitalaria
– Cirugía sin largas lista de espera
– Rapidez y agilidad de los servicios médicos

buenos hábitos

La sanidad privada o seguro de salud:
Es un contrato entre un ciudadano y una compañía de seguros. Su punto a favor es que da prestaciones que la sanidad pública no incluye o que son deficientes.
Poseen sus propias clínicas, laboratorios y centros de atención. Por tanto, el asegurado sólo podrá acceder a las instituciones que tengan convenio con él.

Tipos de seguros: cuadro médico sin copago, con copago, con reembolso, producto médico con hospitalización y seguro dental.

Por último, antes de contratar un seguro de salud debes tener en cuenta la carencia, es decir, el tiempo que debe pasar entre que lo contratas y la posibilidad de empezar a hacer uso del mismo.

Si tienes alguna duda de cómo funcionan los seguros de salud, no dejes de ver este vídeo:

También te recomendamos estos artículos:

En Multiseguros | Seguros caros: ¿en qué parte de España se paga más?
En Multiseguros | Seguro de coche: 5 coberturas que quizás desconozcas 

 

Compartir

Dejar respuesta

Introduce tu comentario
Nombre