Capital para tu seguro de vida ¿cuánto contratar?

capital

Cuando decidimos contratar un seguro de vida es inevitablemente que se nos plantee una duda. ¿Cuánto capital aseguramos? Eso dependerá de la situación personal de cada uno. El capital variará en función de si tenemos hijos o no, su edad, si tenemos obligaciones de pago como hipotecas o créditos etc.

En muchas ocasiones se contratan seguros un poco a la ligera sin tener en consideración nuestras necesidades y nuestro perfil como contratante. Esto supone a veces desperdiciar dinero al tener coberturas duplicadas. Incluso en ocasiones se terminan contratando cláusulas que ni siquiera se necesitan.

Este tipo de seguros están pensados para cubrir tanto al tomador como a sus familias. El fallecimiento o incapacidad del sustentador principal de la unidad familiar puede suponer un importante perjuicio económico. Para llegar a conseguir una buena garantía es importante calcularla cantidad necesaria para cubrir sus necesidades.

En este vídeo puedes encontrar alguna pista de la importancia de contratar un buen seguro de vida.

¿Cómo elegir el capital adecuado?

Ante los imprevistos y perjuicios cubiertos por los seguros de vida, no sólo hay que tener en cuenta el fuerte impacto emocional que provoca en la familia.  Los expertos indican que se debe intentar cubrir los ingresos del fallecidos en un periodo entre 3 y 5 años. Es la cantidad que estiman necesario para ajustar la economía familiar. A la hora de elegir esta cuota también hay que tomar en consideración otras cuestiones. Si tenemos hipotecas u otro tipo de deudas la cuantía asegurada debe ser mayor.

Lo más recomendables es acudir a aseguradoras especializadas en seguros de vida. Allí podrán asesorarte sobre cuál es el capital adecuado a asegurar. De esa forma tendrás información de primera mano sobre la prima final, las coberturas y los beneficios para tu familia.

Coberturas no incluidas

capital
Elige las coberturas adecuadas para tí y tu familia

Aunque el capital es uno de los aspectos importantes dentro de las coberturas del contrato de seguro no es la única. De hecho hay que tener claro qué es lo que el seguro cubre. Y especialmente lo que no cubre.

Hay que prestar especial atención a las clausulas específicas de nuestro contrato antes de firmarlo. Se trata de tener completamente presentes los casos en los que el seguro no operaría. En este caso, no habría lugar al pago de indemnizaciones que estimábamos recibir.

Por norma general las exclusiones más habituales están relacionadas con el suicidio, accidentes por consumo de alcohol o estupefacientes. De igual forma los accidentes ocasionados por la práctica de deportes de riesgo suelen requerir contratos específicos. Lo mismo ocurre con los ocurridos en determinadas profesiones, como las sometidas a mucha radiación.

En resumen, en todo lo relativo a capital y coberturas, no dudes en asesorarte de forma adecuada. Es la mejor forma de asegurarte de que, en caso de fallecimiento o invalidez, tu familia queda debidamente protegida.

También te recomendamos estos artículos:
En Multiseguros | Los seguros de coche con mejor asistencia en carretera
En Multiseguros | Cómo elegir el mejor seguro para mí coche

Dejar respuesta

Introduce tu comentario
Nombre