¿Por qué debo contratar un seguro de vida?

contratar un seguro de vida

La principal razón para contratar un seguro de vida es querer blindar el futuro de tu familia. Aunque no es obligatorio pagar esta póliza, sí es verdad que es muy recomendable tenerla en estas situaciones:
– Si tienes una hipoteca o deudas y no quieres que a tu muerte ésta recaigan en tu familia.
– En caso de que tus hijos están cursando estudios universitarios y quieras dejárselos pagados.

Por tanto, se puede decir que contratar un seguro de vida es una decisión totalmente acertada si tienes una familia a tu cargo. En el caso contrario no es necesario, ni recomendable.

Si lo que te preocupa es el coste del seguro, recuerda que siempre hay algunos trucos o formas para ahorrarte unos euros.

contratar un seguro de vida

Contratar un seguro de vida, pero ¿cuál?

En general, podemos hablar de dos tipos de seguros de vida, el de ahorro o de riesgo. La diferencia entre ambos radica en el momento de cobro del mismo. El primero se cobra a la muerte del asegurado y el segundo cuando se vence el plazo de la póliza.

Dependiendo del tipo que elijas, de muerte o de accidente, tendrás diferentes coberturas. Las principales son proteger a tu familia e hipoteca. Evidentemente la pérdida de un ser querido no puede ser reemplazado por una dotación económica. Sin embargo, dentro de esos malos momentos, sentirse protegido y respaldado por las garantías de uno de estos seguros si que puede ser más que útil.

Contratar un seguro de vida es (casi) imprescindible si tú eres quien sustenta económicamente a tu familia, y en caso de tu muerte o accidente, perderán todos sus ingresos. En estos casos la garantía se vuelve imprescindible para protegerles de las posibles eventualidades o perjuicios que puedan llegar de forma sobrevenida.

contratar un seguro de vida

No hay por qué ponerse en la peor situación posible, pero piensa que sufres un accidente, digamos de coche, y durante meses no puedes trabajar. ¿Quién aportaría ingresos a tu familia, quién se haría cargo de sufragar todos esos gastos diarios que son indispensables?

Si pensamos en la peor situación, en caso de muerte. ¿Quién se haría cargo del pago de la hipoteca o de las deudas/préstamos contraídos en vida? Contratar un seguro de vida es, sin duda, una opción plausible para liquidar tus deudas de cara a liberar a tus herederos de ella.

De igual forma, tenemos que hablar de seguro de vida por invalidez o enfermedad grave. Éste es el más útil cuando el asegurado queda imposibilitado de por vida o temporalmente para realizar su actividad profesional.

Como ves, contratar un seguro de vida es una opción muy recomendable. Sopesa los pros y contras, y entérate de cuáles son los precios de cada aseguradora. Es una buena forma de blindar la seguridad de la familia. También la nuestra propia ya que nunca sabemos cuando podemos tener algún que otro susto imprevisto.

También te recomendamos estos artículos:

En Multi Seguros | Buenos hábitos, el secreto para mantener tu seguro de salud
En Multi Seguros | Seguros de salud con indemnización

Dejar respuesta

Introduce tu comentario
Nombre