¿Cuál es la excusa más común para estafar al seguro?

estafar al seguro

El latigazo cervical es la excusa más común para estafar al seguro. Tal y como calcula la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), una de cada 150 personas, que en el pasado 2015 reclamaron una indemnización, fue un timo o un intento. Lo destacado es que más de la mitad se produjeron al sector del automóvil.

Detrás de latigazo cervical, las otras dos coberturas más defraudadas son los robos o la responsabilidad civil por daños materiales, con un 11 y 3 por ciento respectivamente.

estafar al seguro

Consecuencias de estafar al seguro

En vista de los datos, parece que defraudar no es difícil. Pero, ¿qué pasa cuando te pillan? El artículo 250 del Código Penal lo dice bien claro:

  • Si lo defraudado no supera los 400 euros, la pena de prisión será de entre uno y tres meses.
  • En los casos más complejos, la pena puede llegar a ser de entre seis y ocho meses de cárcel. A los que habría que sumar multas de más de dos años.

estafar al seguro

¿Qué consecuencias tienen estas estafas? Si hablamos de los casos más graves, en los que se llega a provocar un accidente, habrá víctimas inocentes. De manera genérica también repercute a todos los conductores, ya que un mayor índice de siniestralidad provoca un incremento del precio de las pólizas. Si vamos más allá, las consecuencias también son para el bolsillo público. Ten en cuenta que en el caso del latigazo cervical se le solicitará a la Seguridad Social un tratamiento de rehabilitación para dar más credibilidad a la demanda.

estafar al seguro

Económicamente, ¿qué suponen estos intentos de fraude? Sin diferenciar el tipo de seguro que se denuncie, de haberse tenido que pagar esas demandas habría supuesto un desembolso de más de 500 millones de euros. No obstante, la investigación de las aseguradoras también tienen un coste. Aunque por cada euro que invierten, recuperan 33, así que les merece la pena.

Casos españoles

El latigazo cervical y el daño material son las dos principales formas de intento de estafa. Ejemplo de ello son esos casos españoles.

En lo que parece una salida de fin de semana, una pareja se sale de la carretera con su Porsche Caimán y acaba colisionando con la mediana. El coche acaba con daños por más de diez mil euros. Sin embargo, tras la investigación pertinente, la aseguradora descubriría que la pareja participaba en una carrera. Obviamente no recibieron ningún tipo de compensación económica.

Otro caso muy llamativo es el protagonizado por una joven, que tras sufrir un accidente de coche, acaba en coma y despierta con un severo daño cerebral que le dejará secuelas a largo plazo. No obstante, la aseguradora y el médico descubrirían que ella hacía vida normal y que incluso lo publicaba en las redes sociales. Como resultado de este intento de estafa la joven sólo recibió un tercio de lo solicitado por su abogado. Ella pedía más de 700.000 euros y terminó con poco más de un cuarto de millón.

También te recomendamos estos artículos:

En Multi Seguros | ¿Entiendes tu seguro? Coberturas, cláusulas…
En Multi Seguros | Seguros caros: ¿en qué parte de España se paga más?

Dejar respuesta

Introduce tu comentario
Nombre